Iniciativa para vivir con las manos limpias

Tuvo lugar en el Perrupato. La jornada sirvió para repasar los beneficios más importantes de la higiene.

Por Prensa Gobierno de Mendoza
  • 0
  • 0

El hospital Perrupato de San Martín llevó a cabo una interesante actividad apuntada al correcto lavado de manos. El objetivo de la propuesta fue generar conciencia sobre un hábito que puede salvar vidas. Cerca de 500 personas participaron de este importante protocolo preventivo.

Las instalaciones del nosocomio sirvieron para la instalación de stands que permitieron enseñar a mamás, papás y niños el correcto lavado de las manos. Fue en el marco del Día Mundial del Lavado de Manos y la oportunidad sirvió para informar que el lavado con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir enfermedades.

Además, fueron proyectados videos interactivos y entregaron folletería y lapiceras con alcohol en gel. Luego, en horas de la tarde, capacitaron a profesionales del nosocomio. La jornada se hizo mucho más divertida con la ayuda de estudiantes de enfermería y del grupo de payamédicos de la zona Este.

“Enseñamos las técnicas correctas del lavado de manos. Se acercó mucha gente. Nuestra idea es concientizar en lo preventivo, ya que se viene la época invernal y siempre hay que reforzar cuidados”, destacó Verónica Fredes, licenciada en Enfermería.

Como dato curioso, cada stand contaba con una caja didáctica la cual posee una luz ultravioleta y permite observar –tanto a pacientes como a profesionales– si verdaderamente hubo una limpieza y un correcto lavado de manos.

 

La importancia de lavarse las manos

  • Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Antes de comer o beber y después de manipular basura o desperdicios.
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.
  • Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la escuela.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.
  • Después de haber estado en contacto con animales.

Desde el hospital Perrupato indicaron que resulta  imprescindible enseñar a los niños la importancia de adoptar buenos hábitos de higiene de las manos, porque se sabe que los hábitos adquiridos en edades tempranas son los que van a perdurar a lo largo de la vida.


Comentarios

Comentarios