La provincia tiene un renovado laboratorio del agua en Irrigación

El Gobierno inauguró las obras de la nueva etapa. También se estrenó un Centro de Interpretación del Agua.
miércoles, 17 de noviembre de 2021 · 14:42

Esta mañana, el gobernador Rodolfo Suarez y el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, inauguraron una nueva etapa del Laboratorio del organismo, que cumple 21 años y después de haber funcionado algunos años en la Universidad Tecnológica Nacional, vuelve a Irrigación con significativas mejoras técnicas y una alta inversión en equipamiento e infraestructura.

El acto tuvo lugar en la sede central de Irrigación, ubicada en España y Barcala de Ciudad. Hasta allí también llegó el intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez; el presidente de Aguas Mendocinas, Alejandro Gallego; y trabajadores del sector.

Allí, los funcionarios habilitaron el Laboratorio, en el que se invirtieron $8.000.000 en infraestructura y equipamiento de avanzada, y también el Centro de Interpretación de la Cultura del Agua (CICA). El primero funcionará en el subsuelo y el segundo, en la planta baja.

Políticas a largo plazo en el manejo del agua

Durante el acto, el Gobernador tomó la palabra y dijo: “Aquí están llevando adelante una política pública sobre el manejo del agua que es el elemento fundamental en Mendoza y en el siglo XXI por el contexto de sequía y de pandemia que vivimos”.

“El agua tiene una implicancia directa en la vida del ser humano y también en el 80% de la actividad económica de Mendoza. Esta política con visión a largo plazo sin dejar de atender la emergencia y lo inmedito es un orgullo para quienes compartimos esta interacción entre el gobierno, irrigación y los municipios”, agregó el mandatario provincial.

Una fuerte inversión para cuidar y mejorar el recurso hídrico

A su turno, Marinelli explicó que el espacio donde funciona no solo cuenta con más metros cuadrados sino que además con más equipamiento. “Hemos invertido, aproximadamente $14 millones, para poder duplicar el trabajo. Acá se reciben cerca de 2.000 muestras de agua a nivel superficial, subterráneas, y también las muestras de calidad. Otra de las cosas que se evalúan son los efluentes de las plantas cloacales y todas las comprobaciones que se hacen en los muestreos de calidad de agua de los diferentes establecimientos industriales”.