Luego de la intoxicación, prometen dejar en condiciones la escuela Estrada

Tras la intoxicación de alumnos con monóxido de carbono, el Gobierno remplazará calefactores y hará reparaciones.

  • 0
  • 0

Luego del gran escándalo que se produjo este martes por la mañana en la escuela  Nº1-275 José Manuel Estrada, debido a la intoxicación por monóxido de carbono de algunos alumnos del establecimiento, la Dirección General de Escuelas se hizo presente en la institución y se comprometió con los padres y directivos a tomar todas las medidas necesarias para dejar el edificio en condiciones habitables.

De este modo, las autoridades del Gobierno Provincial aseguraron que “se reemplazarán 11 calefactores” y se continuará con las reparaciones que venía realizando desde hace un tiempo Infraestructura Escolar en la institución de San José.

A continuación el comunicado completo:

“La Dirección General de Escuelas comunica que, luego de la reunión mantenida este martes con la comunidad educativa de la escuela Nº 1-275 José Manuel Estrada y escuchar las consultas y reclamos para mejorar las condiciones del dictado de clases, se acordó reemplazar 11 calefactores y continuar con los trabajos de revisión y reparación del edificio escolar.

Inspectores de la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica, el delegado regional y supervisores de la sección acordaron con padres, docentes y directivos diferentes pasos a seguir para atender la situación de la escuela ubicada en el departamento de Guaymallén.

También se decidió la suspensión de clases durante esta tarde (por el martes) y durante toda la jornada de mañana miércoles para continuar con los trabajos de reparaciones.

Cabe destacar que el Gobierno Provincial, durante el ciclo lectivo 2018, destinó $4.200.000 para reemplazar techos y el tendido eléctrico para fortalecer las medidas de seguridad edilicias”.

 

Culpa del “ajuste” del Gobierno

A raíz de esta alarmante situación, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) se hizo presente también el establecimiento de la calle Las Heras para exigir soluciones a las autoridades provinciales.

“Los representantes del sindicato exigimos que se garantice las condiciones para salvaguardar la salud de la trabajadores/as y alumnos/as. El inmueble donde funciona es un edificio antiguo con techos que se llueven y estufas que no tienen salida al exterior. Además, al menos tres de ellas están ubicadas en las aulas y tienen pérdidas de gas. Más grave aún es que se pudo constatar la pérdida del fluido en cañerías”, denunciaron desde el gremio a través de una nota publicada en su página oficial en el día de ayer.

“Como agravante de la situación, hay obreros trabajando mientras se dictan clases. El establecimiento presenta, además, serios inconvenientes en la red eléctrica, que deberían haberse solucionado hace tiempo”, agregaron.

Asimismo, sostuvieron que este tipo de problemas son producto del ajuste que hace el Gobierno en materia educativa. “Seguiremos denunciando los graves problemas de infraestructura que presentan las escuelas de Mendoza producto de la política de ajuste y exigiendo #MásParaEducación”, cerraron los representantes del sindicato.


Comentarios

Comentarios