Intervinieron el Centro de la Colectividad Boliviana en Guaymallén

Por irregularidades en la actual comisión, designaron a una interventora.
miércoles, 07 de agosto de 2019 · 07:00

Tras una denuncia del pro tesorero, la Comuna decidió intervenir el Centro de la Colectividad Boliviana de Guaymallén, que funciona en la calle Gomensoro 2699.

Los problemas comenzaron a fin del 2018, cuando el entonces Pro Tesorero, Héctor Mollo, denunció una serie de irregularidades ante la Dirección de Personas Jurídicas de la Municipalidad de Guaymallén.

Allí el hombre denunció que el local comercial del Centro de la Colectividad tenía un uso y explotación inadecuado. En ese sentido, agregó que se realizaban fiestas con venta de bebidas alcohólicas, en las cuales habían menores de edad.

Además, expuso que no había ningún registro de ingresos o egresos de gastos y movimientos económicos. Tampoco existían los balances desde el 2015 hacia la actualidad, como así también no había asambleas ordinarias o extraordinarias desde ese año.

En la presentación explicó que tampoco había libro de actas, que todas las decisiones del centro la tomaban tres personas y hasta denunciaron maltratos constantes hacia algunos socios que pedían explicaciones al respecto.

“No había tesorero, porque el que estaba renunció. Manifesté que debía hacerme cargo de esa cartera, pedí documentación y jamás me la dieron. No voy a ser cómplice de los manejos y negociados de estas personas. Por eso denuncié las irregularidades”, explicó Mollo a MendoVoz.

Luego, agregó: “Era una comisión directiva bastante desprolija. No se sesionaba, la decisión la tomaban tres personas. Ya era bastante obsceno todo. Mucha plata que no se ha registrado”.

Según pudo consultar este diario, las irregularidades eran notorias a tal punto que varios vecinos comenzaron a hacer conocer su descontento.

De esta forma, la Directora de Personas Jurídicas de la Comuna, Mónica Elías, solicitó una asamblea de oficio. En esa reunión, la comisión del Centro presentó un balance que no tenía la firma de ningún tesorero.

Por lo tanto, se realizó una ampliación de denuncia y el Municipio ordenó la intervención en los últimos días del 2018. Ahora, a principios de julio eso se efectivizó y nombraron a la funcionaria Mónica Elías como interventora.

A partir de julio, el Centro de la Colectividad Boliviana atraviesa un proceso de reordenamiento, donde se está asociando a nuevos socios y se definen los pasos a seguir. Posiblemente, en poco tiempo se designe a una nueva comisión directiva.

Este proceso se da, justamente, al mismo tiempo que Bolivia festeja un nuevo aniversario de su independencia. Por lo tanto, varias personas se han acercado al centro para sumarse a las actividades y, por ende, transformarse en un nuevo socio.

20
8