Una escultura para homenajear al humorista Tute

Fue colocada en un centro de adolescentes ubicado en Jesús Nazareno.

Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

En el Centro Integran Provincial de Atención en urgencias de Adolescentes (CIPAU) de Jesús Nazareno colocaron una escultura para homenajear al dibujante Juan Matías “Tute” Loiseau.

El monumento elegido fue la imagen de Diario de un hijo, el libro del artista homenajeado, quien estuvo presente en el acto oficial.

Fue creado por el muralista mendocino Federico Calandria, quien explicó cómo realizó la escultura: “Arrancamos por la parte de los dibujos, fue un desafío lograr integrar los materiales y todo se fue retroalimentando, donde los chicos pensaron ideas y luego las pintaron”.

La presentación del homenaje contó con la participación del Ballet Municipal de Mendoza y la actuación de Sebastián Garay, Enzo Sosa, Marcelo Linares y Matimaluko. En tanto que también estuvieron autoridades de la provincia.

El encuentro sirvió, además, para dar inicio a la primera etapa del proyecto “Curar, Creaciones e Inversiones”, que realizará el CIPAU.

Este lugar es un centro integral de atención a adolescentes de 14 a 18 años con distintas problemáticas de salud mental. A través del arte, busca mejorar la expresión de los jóvenes y ayudar en los procesos de estabilización que realizan cada uno de ellos, en base a sus crisis.

Acto oficial

La escultura fue descubierta el pasado jueves 27 de junio, en un acto del que participaron la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli, el muralista Federico Calandria y el propio Tute Loiseau.

Tute, nacido en Buenos Aires en mayo de 1974, se mostró emocionado por el reconocimiento y dio algunos detalles de sus trabajos.

“En mi libro Diario de un Hijo, la tapa es un huevo y la contratapa ese mismo huevo pero abierto. Eso habla del renacer, del transformarnos permanentemente”, sostuvo. Y luego agregó: “Lo más importante es entender que el arte es transformador, tanto para el que lo hace como para el que lo recibe. Esta escultura simboliza un renacimiento, un nuevo resurgimiento, me gustó mucho esta metáfora”.

Crescitelli, por su parte, aprovechó la ocasión para destacar el trabajo en el centro de adolescentes y recordó el momento en el que esa institución estuvo cerca de dejar de funcionar.

“Pensar que se estuvo a punto de cerrar porque se decía que las terapias no funcionaban. Con el gran trabajo de Salud Mental se dio un vuelco enorme y ahora vemos a los adolescentes realizando diferentes actividades artísticas con resultados nunca antes logrado”, dijo.


Comentarios

Comentarios