Aprovechan la madrugada para llenar tachos con agua

El barrio Trinidad, de Perdriel, atraviesa una dura situación debido a las bajas en este servicio.

Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Los vecinos del Lote 1 del barrio Trinidad, de Perdriel, llevan 4 meses de bajas en la presión del agua potable que reciben, generándoles numerosas complicaciones. Muchos de ellos aprovechan la madrugada para cargar recipientes y tachos con agua.

La complicada situación de están atravesando estos residentes se va acentuando con los días de intenso calor y máximas que pasan los 35 grados. Esto se debe a la baja presión que tiene el agua que llega a las manzanas A, B y C, la cual, en la mayoría de las ocasiones, se corta durante todo el día.

Según contaron los vecinos de la zona a MendoVoz, quienes prefirieron resguardar su identidad por temor a represalias, desde las 8 a las 3 de la mañana el agua que sale de las canillas son “apenas unas gotas” y, en otras ocasiones, directamente el suministro se corta por completo.

Ante esta situación, muchos de los afectados colocan sus despertadores a las 3 de la madrugada para aprovechar que el servicio se restablece y, así, tener la oportunidad de llenar botellas, recipientes y tachos con agua.

“A las tres de la mañana es la hora ideal para levantarse a lavar los platos, poner el lavarropas y llenar las mochilas del inodoro, porque después de las 6 comienza a mermar y a las 8 se corta”, indicó un propietario a MendoVoz.

Este mal momento no es un tema nuevo en la zona, ya que las bajas en este servicio público son percibidas desde agosto en el Trinidad. Aumentando estrepitosamente en diciembre.

“No tenemos agua, con el verano todo empeoró. Cuando hay sol no hay una gota de agua”, señaló una de las vecinas afectadas y agregó: “Tengo que llenar tinas, cargar botellas, y a las 3 tirar tacho con agua en el baño. Imagínese que no se puede traer visita ni invitar a nadie”.

Como los reclamos a la unión vecinal del barrio Trinidad fueron incesantes, muchos de ellos decidieron dirigirse a la Municipalidad de Luján de Cuyo para obtener algún tipo de ayuda. “Nos dijeron que nos iban a conectar un caño de forma momentánea para abastecer la demanda y luego realizar el trabajo necesario, pero eso no pasó y nosotros seguimos sin agua”, indicaron desde la Manzana B.

 

La respuesta municipal

El secretario de Obras e Infraestructura de Luján, Rolando Baldosso, le explicó a MendoVoz que ese sector de Perdriel posee dos pozos para cubrir la demanda del barrio, ya que nunca le terminaron las redes de cloacas, uno de ellos pertenece al camping de la Televisión, y otra entrada de agua que ingresa por el puente del río Mendoza desde la planta del Dique Cipolleti.

“Como la zona donde se ubica el barrio está más alta que el puente del río de Mendoza, la mejor agua que les llega es desde la perforación. Lo que tiene que estar pasando ahora es que, con el exceso de calor, riegan más delo debido todos los vecinos”, señaló el secretario.

Pese al derroche de agua, el funcionario prometió que se colocará una válvula especial para que mejore la presión del agua y así, los vecinos logren tener agua en diferentes horarios del día.


Comentarios

Comentarios